Casa Rural: Fácil con adolescentes

Dos adolescentes haciendo turismo rural

22 Ago Casa Rural: Fácil con adolescentes

Viajar con adolescentes puede ser un asunto difícil de abordar. Resulta complicado ver que nuestros chiquitines se hacen mayores y que pasan por una etapa difícil, tanto para ellos como para nosotros, pero es ley de vida y debemos sobrellevar la situación de la mejor manera posible.

Quizás al pensar en la idea organizar unas vacaciones en familia con nuestros hijos adolescentes pensemos que es difícil acertar. La idea de pasar unos días en familia y conectar con ellos en vacaciones puede parecer difícil, pero no imposible.

Las vacaciones son el momento perfecto para potenciar la cercanía con nuestros hijos adolescentes y una casa rural es un lugar fantástico para hacerlo.

Alejarnos de la ciudad, del ruido, de los planes tradicionales, de la contaminación puede ser una oportunidad perfecta para fortalecer los vínculos familiares, rodeados de una atmósfera de vacaciones. Además, la intimidad que proporciona una casa rural puede establecer una relación en confianza, hacer que los adolescentes se abran más y conectar de una forma diferente con ellos.

En una casa rural los adolescentes pueden estar en contacto con la naturaleza y desconectar un poco de Internet, aunque sea por unas horas. Debemos tener en cuenta que esta desconexión es muy importante, pero no debe ser total. Buscamos unos días llenos de paz y ambiente familiar, así que también debemos dejar a los adolescentes algo de espacio y de tiempo para ellos.

Sin duda, un punto genial de las vacaciones en una casa rural es el paintball. Es una actividad diferente, llena de adrenalina que asegura un rato de diversión. Este tipo de actividades pueden ser muy buenas, ya que fortalecen los valores del trabajo en equipo y una familia no es más que un equipo. La complicidad, la estrategia y la diversión pueden acercarnos a nuestros hijos en el momento en el que ellos están un poco más alejados.

Estos pequeños momentos construyen vínculos fuertes que perduran en el tiempo y crean unas relaciones paterno filiales sólidas de cara al futuro.

Sabes que tus niños se están haciendo mayores y que llegará un momento en el que no querrán ir a ningún sitio con sus padres, pero es normal, son cosas de la edad.

Sabes que van a seguir queriéndote igual, pero es ahora el momento de aprovechar y disfrutar en familia. De crear y fortalecer vínculos y recuerdos que serán los que permanecerán en la memoria de nuestros niños cuando crezcan y tengan los suyos propios. Se trata de construirles unos recuerdos que serán los que les vengan a la cabeza el día de mañana y automáticamente les inspiren una sonrisa.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+
Compartelo con tus amigos:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR