Viajar con niños: beneficios de casa rural en familia

Niños sobre el césped

28 Ago Viajar con niños: beneficios de casa rural en familia

Muchas veces pensamos en las vacaciones en familia y automáticamente nos viene a la cabeza un hotel (y casi seguro en la playa). Es algo muy típico que probablemente se ha hecho toda la vida. Pero ¿y si hacemos unas vacaciones en familia diferentes?

En una casa rural el concepto de vacaciones es totalmente diferente al que podríamos encontrar en un hotel. No tendríamos horarios preestablecidos ni de comidas ni de cenas, y estas se desarrollarían en un ambiente familiar más privado, en un acogedor salón o en el porche bajo las estrellas y no en un gran comedor lleno de gente desconocida.

Esa precisamente es una de las grandes ventajas del alojamiento rural, la verdadera desconexión de la ciudad abarrotada de gente por todos sitios por un entorno natural en el que te cruzarás a muy poca gente.

Es una buena forma para salir de casa, os encontraréis en familia, todos unidos, pero en un espacio diferente. Aquí nadie nadie se va a enfadar con nadie por haberse sentado en su sitio del sofá porque no hay sitios establecidos.

Las vacaciones en familia fortalecen mucho los vínculos entre los miembros de esta, ya que se da la posibilidad de estar todos juntos, compartir tiempo y actividades e incluso dejar margen de diferentes espacios. Quizás en un momento determinado los padres prefieran estar en el porche mirando las estrellas y los niños jugando al ping-pong o a la diana en el patio.

Estos pequeños detalles de las múltiples actividades que se ofrecen en este medio rural son luego las experiencias o vivencias que son muy importantes para compartir a la hora de la comida o de la cena. No hacer que los padres vayan todo el rato a su aire y los niños al suyo, sino hacer cosas juntos y hacer cosas por separado, para luego poder compartir esas pequeñas historias que en realidad han pasado a 10 metros de los padres. Pero esto a los niños les hace ilusión, van a preferir contarte que han visto una lagartija gigante que corría un montón, te lo van a contar con emoción y con ilusión.

Dentro de la casa rural es el momento ideal para remarcar a los niños que, aunque se esté de vacaciones, hay que hacer las tareas de la casa. Por ejemplo poner la mesa, aquí con un toque diferente y divertido por averiguar en qué armario estarán los cubiertos y en cuál los vasos, puede incluso convertirse en juego con tintes muy didácticos.

Las vacaciones son unos días muy deseados durante todo el año, por eso nos gusta aprovechar estos momentos con nuestros seres queridos en paz y armonía. Si duda la opción de una casa rural puede ser un plan original y diferente para escapar de la ciudad y hacer que tanto niños como adultos lo pasen en grande.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+
Compartelo con tus amigos:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR